Logotipo SBIF para impresión

SBIF presenta primer Informe de Inclusión Financiera en Chile

El reporte fue dado a conocer por el Superintendente Eric Parrado, y busca contribuir a la medición y evaluación de la inclusión financiera en nuestro país.

El primer Informe de Inclusión Financiera en Chile presentó hoy el Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, Eric Parrado.

En la actividad, que fue organizada por la SBIF en conjunto con Icare, participó el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, la decana de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Manola Sánchez, el gerente general de Coopeuch, Rodrigo Silva, y la Gerente de la División de Personas del BancoEstado, María Cecilia Vergara.

El reporte tiene como objetivo contribuir al diagnóstico de la situación de inclusión financiera en el país, mejorar la información disponible en esta materia y sentar un punto de referencia para futuras mediciones. 

Principales resultados

Entre sus principales resultados destaca que el 98% de la población chilena mayor o igual a 15 años posee algún producto financiero. Detalla que los productos que más influyen en esta cifra son los asociados a la administración del efectivo, como son las cuentas corrientes y cuentas vista (con un 76% de cobertura, como porcentaje de la población adulta) y el ahorro (69%). 

Agrega que un tercio de la población adulta chilena posee alguna tarjeta de crédito bancaria, otro tercio una tarjeta de crédito no bancaria y sólo 15% posee una cuenta corriente.

El 18% tiene un crédito en cuotas y un 7% un crédito para la vivienda. Y sólo el 4% de la población posee un depósito a plazo.

A su vez, el informe revela que existe un alto acceso a diversos productos: los clientes incluidos financieramente poseen en promedio 5,5 productos en regiones, y 5,7 productos en la Región Metropolitana.

Categorías de inclusión financiera

El informe aporta con una categorización de la inclusión financiera en el país. Estas son:

Inclusión Financiera Básica: comprende a adultos (15 años o más) que solo mantienen productos sin requerimiento de ingresos (cuentas de ahorro a plazo, cuentas a la vista, cuentas de ahorro para la vivienda, y depósitos a plazo, entre otros). Dentro de este grupo se encuentran aquellos que sólo mantienen CuentaRUT.

Inclusión Financiera Superior: comprende a los adultos que mantienen productos con exigencias de acreditación de renta tales como créditos, cuentas corrientes y tarjetas de crédito, entre otras, sin importar si mantienen o no otro tipo de productos. 

Bajo este análisis, se observa que el 58% de la población adulta presenta inclusión financiera superior y el 40% evidencia un tipo de inclusión básica.

 

Ver archivos: