Gobierno y SBIF establecen mesa de trabajo con la banca para adoptar medidas frente a delitos de fraudes con tarjetas de crédito y débito

Ministerio del Interior, Superintendencia de Bancos y la Asociación de Bancos lanzarán esta semana campaña educativa y de prevención respecto de clonación de tarjetas. Además, abordarán la adopción de medidas de seguridad complementarias para cajeros automáticos temáticas vinculadas a Ciberseguridad.

Una mesa de trabajo público privada para enfrentar los delitos de clonación de tarjetas y la actualización de medidas de seguridad de cajeros automáticos conformaron a partir de hoy la Subsecretaría del Interior, la Asociación de Bancos (Abif) y la Superintendencia de Bancos, en reunión sostenida este martes 13 de septiembre entre el subsecretario Mahmud Aleuy, el superintendente Eric Parrado y el presidente de la ABIF, Segismundo Schulin-Zeuthen.

En la oportunidad, los asistentes concordaron la necesidad de establecer plazos concretos destinados a implementar mayores medidas de seguridad en cajeros automáticos, terminales de pago y tarjetas, que minimicen los riesgos de clonación y fraudes por medios electrónicos. Entre otras medidas, se establecerá un plan de trabajo para la implementación obligatoria de chips en las tarjetas de crédito y débito y se realizarán controles periódicos de cajeros automáticos para la detección de skimmers y cámaras ocultas.

A partir de esta semana, se realizará una campaña en redes sociales para la prevención y cuidado en el uso de tarjetas de crédito y débito, mientras que la siguiente reunión se realizará la próxima semana, oportunidad en que se concretará el cronograma de trabajo.

El subsecretario Aleuy indicó que “hoy estamos a tiempo para abordar el fenómeno delictual asociado a la clonación y fraudes con tarjetas. Y para resolverlo, tenemos que coordinar los esfuerzos públicos y privados, tal como lo hemos estado haciendo en otros sectores productivos”. Para eso, dijo, serán convocados todos los involucrados: la banca, las marcas internacionales, el comercio, el retail financiero, las policías, la industria financiera, el regulador y el Gobierno.

A su vez, el presidente de la Asociación de Bancos, indicó que “acordamos generar una mesa de trabajo para concentrar los esfuerzos del sector público y el privado en medidas que aumenten la seguridad en el uso de los distintos dispositivos y medios de pago que existen en el país. Esta es una mesa que comienza de inmediato y esperamos tener resultados en el corto plazo. Hay medidas de corto, de mediano y largo plazo. Medidas de corto plazo para evitar el skimming y medidas de largo plazo para lograr introducir nuevas medidas de seguridad como el chip, que toman tiempo, pero que hay que iniciar el trabajo que ya se está haciendo por la banca, pero darle más velocidad. La próxima reunión esperamos fijar los plazos”.

El Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, Eric Parrado, valoró la conformación de esta mesa de trabajo público privada para analizar e implementar medidas de avance en seguridad de corto, mediano y largo plazo, especialmente en relación a las tarjetas de crédito y débito, el adecuado uso de los cajeros automáticos y la coordinación en temas de ciberseguridad.

Afirmó que esta mesa que liderará el Ministerio del Interior convocará a los principales actores – autoridades, reguladores, industria, policías y expertos informáticos- para analizar la experiencia internacional y abordar los desafíos que plantea este tema.  “Estamos convencidos de que la manera de afrontar los riesgos de los sistemas de pagos es a partir de la organización y la colaboración de todos los actores involucrados: las policías, las marcas internacionales, los emisores de los distintos instrumentos de pago, los canales, la banca, el retail, la industria financiera, el supervisor, el regulador y el Gobierno. Sólo la cooperación, el intercambio de información y el frente conjunto nos permitirán construir un sistema más seguro”, acotó.

Finalmente, el superintendente señaló que, sin perjuicio de la autorregulación del sistema financiero, se evaluarán las medidas normativas que sean necesarias para converger a estándares de seguridad adecuados.