Chile es invitado a participar por primera vez como observador a reuniones del Comité de Basilea

Las reuniones tendrán lugar el 22 y 23 de septiembre en en Tianjin, China.

El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea extendió por primera vez una invitación para que Chile asista como observador a las reuniones del Comité de Basilea, que tendrán lugar el 22 y 23 de septiembre en Tianjin, China, previo al inicio de la XVIII Conferencia Internacional de Supervisores Bancarios (ICBS).

La invitación fue extendida al Presidente del Banco Central y al Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, quienes deben designar a un observador que esté presente en las sesiones.

La decisión del Comité es un reconocimiento a la importancia de Chile en Latinoamérica, y también refleja el rol del Comité como entidad que formula normas y estándares internacionales en materia de regulación y supervisión bancaria, así como la creciente importancia de la cooperación transfronteriza y el intercambio de información entre las autoridades de la comunidad supervisora.

En esta oportunidad, será el Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras quien concurrirá como observador a las reuniones del Comité y a la conferencia del ICBS.

“Es una excelente oportunidad para nuestro país, que precisamente ha comprometido durante este gobierno avanzar en los estándares internacionales que recomienda el Comité de Basilea”, dijo el superintendente, Eric Parrado.

Conferencia internacional

En esta oportunidad, la Comisión Reguladora Bancaria de China (CBRC) será la sede de la Conferencia Internacional de Supervisores Bancarios, que tendrá lugar en la semana que comienza el 22 de septiembre de 2014 en Tianjin, China.

El objetivo de la conferencia bienal es promover el diálogo permanente y la cooperación dentro de la comunidad de supervisión bancaria internacional. Para ello, la ICBS reunirá a supervisores bancarios para discutir temas de interés común tanto para las economías desarrolladas como emergentes.

La conferencia será una excelente oportunidad para que los supervisores profundicen el diálogo sobre las medidas para fortalecer la capacidad de recuperación a largo plazo del sistema financiero global.