SBIF actualiza balance de la situación de sucursales bancarias y cajeros por huelga de empresas de transporte de valores

La Superintendencia continúa monitoreando los servicios relacionados con la situación de los cajeros automáticos y de las sucursales.

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) realizó hoy un nuevo balance sobre el funcionamiento de los canales de atención asociados al abastecimiento de efectivo en cajeros automáticos y sucursales bancarias, que están siendo afectados por la movilización de los trabajadores de las empresas de transporte de valores Prosegur y Brinks. 

Los bancos informaron a la SBIF que en la apertura del día de hoy se observa un leve impacto en la provisión de efectivo en sus sucursales. 

Precisaron que respecto de los cajeros automáticos ubicados dentro de las sucursales el impacto ha sido de baja materialidad, mientras que en el caso de los dispensadores ubicados fuera de sucursales se ha verificado un deterioro mayor. En efecto, del conjunto de cajeros ubicados fuera de sucursales aproximadamente un 9% no estaba operativo. Cabe mencionar que este porcentaje, además de considerar la causal falta de efectivo, incluye fallas técnicas que requieren la intervención de las empresas de transporte de valores.

La SBIF se encuentra monitoreando continuamente el funcionamiento de los sistemas asociados al abastecimiento de efectivo en cajeros y sucursales bancarias con el objetivo de mantener un diagnóstico actualizado de la situación y contribuir a buscar los mecanismos de mitigación necesarios para atenuar el efecto que esta situación puede tener en los usuarios.

Planes de contingencia

Cabe recordar que para prevenir los efectos sobre los usuarios del sistema, la Superintendencia solicitó a los bancos el 23 de abril pasado información acerca de sus planes de mitigación para enfrentar esta contingencia, los que fueron remitidos a este Organismo el día 28 de abril.

Los planes que informaron los bancos distinguen tres líneas de acción: medidas de carácter general, medidas de abastecimiento de efectivo en sucursales y medidas para la carga y reposición de efectivo en cajeros automáticos. Entre las medidas se encuentran el seguimiento diario de la disponibilidad de dinero, uso de proveedores alternativos en aquellas localidades en que los bancos cuenten con estos servicios, y programación de mantenciones preventivas a los cajeros automáticos para evitar fallas técnicas durante períodos de alta demanda, entre otras acciones.

Adicionalmente, la SBIF ha mantenido contacto continuo con otras autoridades (Ministerios del Interior y de Hacienda y Banco Central), con los bancos y también se ha reunido con las empresas de transporte de valores para conocer los detalles de la situación.