SBIF presenta nuevo estudio de su Serie Técnica

Se refiere a la evolución y tendencias en los instrumentos de pago de bajo valor.

Con el objetivo de contribuir al análisis y discusión de temas vinculados con la industria financiera, esta Superintendencia da a conocer una nueva publicación de la "Serie Técnica de Estudios".

Los documentos de la Serie Técnica, son de exclusiva responsabilidad de él o los autores y no reflejan necesariamente la opinión de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

En esta oportunidad, se presenta el estudio titulado "Instrumentos de Pago de Bajo Valor en Chile Evolución y Tendencias" (ver PDF - 340 Kb.) elaborado por Claudia Alarcón, Carolina Flores, Liliana Morales y Alvaro Yáñez, profesionales de la Dirección de Estudios y Análisis Financiero de la SBIF.

El estudio, de carácter esencialmente descriptivo, analiza la evolución de los instrumentos de pago de bajo valor en Chile durante la última década, identificando y contrastando las tendencias locales con la evolución observada en las economías de mayor desarrollo.

Conclusiones

Entre las conclusiones del trabajo se destaca que las tendencias internacionales en materia de pagos electrónicos, creciente utilización y alta incidencia en el total de pagos minoristas, también se manifiestan en el país aunque con una menor intensidad que la observada en las economías de mayor desarrollo. 

Limitaciones en la infraestructura de la tecnología de información y comunicación (TIC) en las empresas; una baja cobertura poblacional de los instrumentos de pago electrónicos bancarios; el fuerte arraigo de los instrumentos de pago tradicionales; la cobertura acotada de las redes de ATM, POS y de comercios aceptantes de instrumentos de pago electrónicos, son destacados como factores que explican la menor penetración de los pagos electrónicos en el país.

En el país, al igual que en la mayoría de las economías, se aprecia una creciente utilización de los instrumentos electrónicos de pago, no obstante, dicho proceso difiere en términos de profundidad y velocidad respecto a lo observado en las economías de mayor desarrollo. Factores asociados a la infraestructura disponible de TIC entre las empresas, la penetración de las redes electrónicas transaccionales de la banca, la distribución del ingreso de la población, la notoriedad pública de los fraudes electrónicos, la fortaleza institucional del cheque y su difundido uso informal como instrumento para garantizar pagos futuros, entre otros, explican tales diferencias.

El creciente desarrollo que ha mostrado la banca electrónica en nuestro país, hace pensar que puede constituirse en un motor para aumentar la profundidad, cobertura e intensidad de uso de los servicios financieros. El acceso a los servicios de pago, es un componente fundamental en la bancarización de la población de menor ingreso, proceso que tiene asociado importantes beneficios tanto privados como sociales.