Superintendentes de las Américas se reunieron en Chile

Encuentro estuvo marcado por la alta calidad técnica de los expositores.

Vista general de la reunión de ASBA en Santiago.
Vista general de la reunión de ASBA en Santiago.

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile, en conjunto con la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas, ASBA, han organizado en conjunto la "I Reunión Técnica de Alto Nivel", la cual se llevó a cabo en nuestro país entre los días 27 y 29 de enero.

En la oportunidad se abordaron temas relacionados con los diferentes métodos que están siendo adoptados en la región para verificar la calidad, consistencia y transparencia de los niveles de capital; establecer prioridades del Pilar 2 de Basilea y desarrollar marcos de supervisión basados en riesgos, con el objetivo de acordar un lenguaje común y métodos de implementación regional consistentes.

El logro de los objetivos planteados, aportará a la estabilidad financiera regional a través de un tratamiento más homogéneo de los temas abordados, centrales al proceso supervisor.

Un sistema financiero suficientemente capitalizado, con un marco de supervisión capaz de normar y evaluar la eficacia de la administración de los principales riesgos que enfrenta la banca regional, se constituye en parte importante de la infraestructura de control y supervisión prudencial de los mercados financieros de la región.

En la oportunidad el Presidente de ASBA, Alvir Hoffmann, Director de Supervisión del Banco Central de Brasil, comentó que, "a pesar de que la región fue afectada por la crisis por sus impactos económicos, más que financieros, los esfuerzos que se vienen realizando a nivel regional, para incrementar la capacidad de administración de tiempos turbulentos en el sector financiero, aporta a la creación de certeza económica necesaria para el desarrollo regional. Esta reunión, indicó, está directamente relacionada con uno de los principales objetivos de la supervisión bancaria referida a aportar a la estabilidad financiera de los mercados bajo monitoreo y, a través de ello, apuntalar la confianza que el público deposita en el sector".

Por su parte, Gustavo Arriagada, Superintendente de Bancos de Chile comentó la importancia que tienen para los supervisores este tipo de actividades: "Este es un Seminario de nivel internacional en que participa ASBA, particularmente es el primer seminario de Alto Nivel Técnico que se desarrolla en América, para lo cual han venido reguladores de todas las instancias de Estados Unidos, reguladores de Cánada, han venido Superintendentes desde México hasta Tierra del Fuego, por lo que nos tiene muy contentos, sobre todo la participación de América Latina. El objetivo fundamental es aglutinar, discutir y conversar ideas que permitan a América entrar en una discusión de alto nivel en los temas que se están definiendo en el ámbito regulatorio a nivel mundial. En las discusiones del G20, todas las propuestas que se están haciendo implican que de alguna forma los países en desarrollo deben tener opinión para no quedarse atrás en lo que respecta a regulación internacional y lo que es la economía global. Entonces, nuestro objetivo, y la importancia de esta instancia, es preparar ideas sobre la base de la experiencia de los países participantes, que permitan sostener posiciones en el G20 para los efectos de cualquier transformación que se vaya a hacer  a nivel regulatorio internacional".

ASBA (http://www.asbaweb.org/) es una organización internacional creada en 1979 y que cuenta con 38 miembros asociados, incluyendo a todos los países de América más España. Tiene como misión apoyar el desarrollo de competencias y de recursos en supervisión bancaria en las Américas, a través de la efectiva provisión de capacitación y servicios de cooperación técnica.

Finalmente la reunión concluyó con un compromiso por desarrollar marcos normativos y de implementación de supervisión más integrados, que resulten de un mayor diálogo técnico, colaboración entre pares y, fundamentalmente, un amplio intercambio de información permitido por los marcos legales de cada país. Asimismo, se acordó establecer más actividades de cooperación técnica y de capacitación para progresivamente homogeneizar las capacidades a nivel regional.