SBIF flexibiliza normativa de horarios y sucursales

Instructivo aplicable a los bancos.

Lea Además...

Continuando con su plan de apoyo a la normalización del funcionamiento del sistema bancario que se vio afectado por el terremoto que azotó recientemente a nuestro país, la Superintendencia de Bancos ha procedido a flexibilizar ciertas disposiciones con miras a que se superen las actuales deficiencias en la calidad de atención de los usuarios bancarios en dichas zonas.

Por ello, ha emitido la Carta Circular N° 4-2010 (Archivo PDF, 25 Kb), relativa a la normalización del funcionamiento de oficinas y calidad de atención al público en las zonas afectadas por el sismo.

Todas las medidas tienen como finalidad asegurar una adecuada atención al cliente.

Hasta el 30 de septiembre próximo los bancos que no estén en condiciones de atender normalmente al público porque sus oficinas han sufrido daños y con el solo objeto de afrontar los problemas ocasionados por el terremoto, podrán acogerse a lo siguiente:

  • La autorización general para extender el horario de atención integral, que se encuentra fijado hasta las 16 hrs., se amplía hasta a las 18 hrs.
  • Las operaciones que pueden realizarse en horarios especiales en días hábiles bancarios, podrán comprender también los depósitos en cuentas corrientes u otras cuentas a la vista o a plazo, como asimismo el pago de cheques al público en general.
  • Durante este plazo, no será necesario pedir autorización ni comunicar previamente a esta Superintendencia los cierres, traslados o aperturas de sucursales, cajas auxiliares u otras oficinas, permanentes o temporales, las que podrán, con las condiciones de seguridad debidas, instalarse en recintos de otras empresas, sean o no bancarias. En todo caso, al cierre de cada mes se deberá comunicar a la Superintendencia tales situaciones.

Adicionalmente, las entidades bancarias, deberán tomar todas las medidas necesarias para informar de los horarios de atención de las sucursales a los clientes y de las condiciones de la operación de sus productos.

Con estas medidas este Organismo espera una pronta regularización de los servicios financieros en las zonas afectadas por el sismo, lo que debiera traducirse en un mejoramiento en la calidad de servicio hacia sus clientes.